Ahora que ya bailas

Naces, creces, amas, te rompen, aprendes y no mueres hasta que alguien deja de quererte. Estos poemas son la historia de Ella, la que fue callada porque sus gritos resonaban demasiado alto. Ella, que dejó de ser suya porque quien debía liberar su sonrisa, la acabó enjaulando y aplastando contra el asfalto. Sola, fue capaz de levantarse, de mirar a la cara a su pasado y decirle: «No me has vencido, soy indestructible»

Sugerir regalo mediante:

PUBLICAR EN MIS REDES SOCIALES

dónde comprar

Shopping Basket

Envía tu carta de los Reyes Magos: